domingo, 11 de enero de 2009

UN HOMENAJE A LA MEJOR ESTACION DE RADIO, QUE REVOLUCIONO, LA FORMA DE HACER RADIO EN MEXICO.














ROCK 101

Ciudad México, D.F.
Área de radiodifusión Ciudad de México y estados alrededor
Eslogan Idea Musical
Primera emisión 1 de junio de 1984
Última emisión 16 de agosto de 1996
Frecuencia 100.9 MHz en FM
Formato Puro, total y absoluto rock & roll
Potencia 150,000 watts
Indicativo XHROK-FM
Operador Núcleo Radio Mil
Sitio web: www.r101ck.mx

ROCK 101 es el nombre de una emisora de la radio mexicana. Transmitió desde el 1 de junio de 1984[1] y hasta el 16 de agosto de 1996 en el 100.9 MHz de frecuencia modulada en México, D.F., operada por el Núcleo Radio Mil y siendo la emisora de más larga duración dentro de esa frecuencia, con un total de 12 años, 2 meses y 16 días.

La identificación radiofónica con la que fue reconocida durante la mayor parte de su existencia, fue la misma utilizada por su antecesora, XHSON-FM derivada de SONOMIL 101, para posteriormente ser cambiada en 1994 a XHROK-FM, derivada de ROcK 101.

Su programación musical estaba dedicada principalmente al rock en inglés dentro de la vertiente no comercial y experimental, siendo estos géneros prácticamente desconocidos en México durante las décadas de 1960 y 1970 y a principios de la década de 1980.

Igualmente dio cabida al rock en español creado en diferentes países de habla hispana para impulsar más adelante, de manera indirecta, el movimiento mexicano llamado Rock en tu idioma.

El concepto creado desde 1984 por ROCK 101 ha servido, desde entonces y hasta la fecha, como ejemplo, inspiración e influencia para la concepción de otras radioemisoras mexicanas que han tratado de dar continuidad a la difusión del rock y música alternativa en México, tales como Radioactivo 98.5, Órbita 105.7, Reactor 105.7 e Ibero 90.9.

Asimismo, el éxito comercial generado por ROCK 101, provocó que otras grandes empresas mexicanas de comunicación se vieran en la necesidad de imitar aquel nuevo formato de radio y modificaran sus propias emisoras, tanto en la manera de hacer radio como en su programación musical, tales son los ejemplos de emisoras como WFM 96.9 en el periodo denominado Magia Digital y como el caso de la emisora Alfa 91.3.

El proceso de creación de ROCK 101 inició en enero de 1983 haciendo cambios en la programación de Sonomil 101 para integrar de manera paulatina al rock y eventualmente crear el primer programa en la radio mexicana dedicado a la difusión de la cultura del rock, siendo este llamado Sonorock 9, presentándose el 1 de junio de 1983 y dedicando su primera edición a la biografía y discografía de The Rolling Stones.

Posteriormente, el nombre de Sonomil 101 cambiaría en septiembre de 1983 por el de Proyecto 101, dando continuidad al programa de Sonorock 9 y sirviendo como transición durante 10 meses, iniciando exitosamente las transmisiones el 1 de junio de 1984 con el ahora legendario nombre de ROCK 101; Dejando, al cabo de los años de su existencia, un importante legado como una de las emisoras radiofónicas más influyentes e innovadoras en la radio mexicana.

Su creador, fundador e impulsor principal fue el empresario y comunicador Luis Gerardo Salas.

Características
Identidad:
ROCK 101
se caracterizó principalmente por ser la emisora radiofónica que rompió con muchos de los parámetros establecidos años antes en la radio mexicana, revolucionando la manera tradicional de producir programas y la forma para comunicarse con la audiencia en su mismo lenguaje y nivel intelectual, trayendo de manera propositiva música desconocida en México de distintos subgéneros y vertientes dentro del mismo género del rock. Igualmente, se caracterizó por su irreverencia hacía lo tradicionalmente obsoleto dentro del mismo medio radiofónico y hacia los artistas prefabricados, apoyándose con locutores y colaboradores conocedores y amantes de la música, la literatura, la poesía y el arte en general, formando un equipo apasionado en hacer radio de alta calidad y en hacer llegar al público mucho más información relevante que la simple música transmitida, desarrollando así una radio dinámica, creativa y juvenil que abrió las puertas y creó las pautas para nuevos modelos de expresión radiofónica y social.


La frase "la radio es lo que se hace entre canción y canción", fue acuñada por el equipo creativo de ROCK 101 y distinguía a la producción y a sus locutores de lo que se hacía en otras radioemisoras, refiriéndose a la importancia y responsabilidad social inherente a la labor de hablar a millones de personas a través de un micrófono y comprendiendo que ellos sólo eran el instrumento de comunicación entre los radioescuchas y la música y su entorno. En ROCK 101 el sustento cultural de los comentarios de los locutores era esencial para hacer radio.


La inteligencia, información validada y el alto conocimiento cultural era lo que permitía que los locutores tuvieran un mayor y mejor entendimiento de lo que sucedía en México y en los países donde se creaba la música que se programaba, soportando así el impacto de sus comentarios al aire.


Así, ROCK 101 formó su propia identidad, creando una radio que en aquel entonces no existía, elaborando una radio no sólo para informar y entretener, sino para compartir, enseñar y aprender junto con su público, una radio con personalidad única, original y sobre todo, una radio que sabía de lo que era capaz.


Puro, total y absoluto Rock & Roll
"Puro, total y absoluto Rock & Roll"
; frase contundente que cimentó la base de su concepto y programación, delimitando así el género musical por el cual se regiría esta emisora y a su vez expandiendo la amplia variedad de subgéneros dentro del mismo género del rock, y siendo utilizada para distinguirse de las otras emisoras contemporáneas, cuyas programaciones estaban dedicadas a la música pop en inglés de índole comercial.


Esto ayudó significativamente a la difusión del conocimiento popular del rock, dejando en claro que el rock no es sólo un género musical, sino toda una cultura y actitudes específicas reflejadas en la música, inspirada desde y hacia muchos puntos de vista, en donde cada canción es una pequeña historia llena de sentimientos, experiencias y sucesos que ocurren por todas partes.


Cuando en los inicios de ROCK 101 se transmitía solamente 12 horas al día, se conceptualizó la frase "transmitiendo 24 horas al día, 24 horas a la noche", reafirmando que el radioescucha no sólo recibiría las nuevas propuestas musicales transmitidas en la frecuencia, sino un amplio conocimiento sobre el entorno en el que la música fue creada, los sucesos culturales que la rodeaban, la literatura que la había inspirado o bien conocer la manera en que esa música estaba cambiando al mundo.


La música transmitida era usualmente relacionada con otras expresiones artísticas, tales como la literatura, la pintura, la cinematografía y el teatro.


Tradicionalmente, las radiodifusoras en México no son denominadas bajo un género o subgénero específico, principalmente con el fin de no limitar el impacto comercial mediante lo potencialmente transmitible en la radio y poder mantener la flexibilidad en la programación, logrando su maleabilidad durante el tiempo de vida de las emisoras y cambiando los subgéneros y géneros que se transmiten dependiendo de las tendencias, modas y los segmentos de mercado al que van dirigidas.


ROCK 101, es y ha sido la única radioemisora en México cuyo denominativo haya sido creado bajo el género musical que transmitía, esto incrementó la ventaja de poder explorar y experimentar ampliamente con el género, sin embargo, al largo plazo esto traería consecuencias negativas ante los dueños y directivos del NRM, quienes veían altamente restrictiva la palabra "rock" dentro del nominativo, es decir, no permitía la flexibilidad musical ni la ventaja comercial.


Idea Musical
La Idea Musical fue el estándar de alta calidad, contenido artístico, influencia, originalidad e innovación que identifica la música de su programación, transmitiendo de manera propositiva a cientos de artistas entonces desconocidos en México y que con el tiempo irían formando una creciente legión de seguidores y, de manera indirecta, diversos cambios sociales.


Para poder dar forma a dicho estándar, se inició programando y transmitiendo música ya consagrada, influyente y que ya era considerada parte importante en la historia del rock, incluyendo un amplio catálogo de rock de las décadas de 1960 y 1970 desconocido en México, tal como la música de Led Zeppelin, Santana, Roberta Flack, Lou Reed, King Crimson, Pink Floyd, Traffic, The Sex Pistols o The Eagles y combinarla con música nueva, también desconocida en México, música que pudiera equipararse de alguna forma con los grandes clásicos ya conocidos y desconocidos, sonidos frescos y atractivos, que estaban revolucionando al mundo y al arte, representados en diversas bandas y artistas como The Clash, The Police, Duran Duran, A Flock of Seagulls, The Cure, Joy Division, The Stone Roses o The Mission UK.


Posteriormente, el concepto de Idea Musical evolucionó para incorporar la música que marcaba las nuevas tendencias de la industria. Para poder llegar a este punto, el paso del tiempo era primordial para que la música madurara y pasara de nueva y de moda a un estado de clásico y frescura permanente, música que con el paso del tiempo continuara escuchándose vigente y que a la vez reflejase el panorama musical del momento en que fue producida.


Viñetas
Una viñeta es una breve explicación de una canción transmitida en la radio, usualmente en la voz del locutor principal de la emisora y en donde se da cierta información sobre el nombre de la canción, el álbum de donde proviene, el año de grabación y los músicos en general.


El uso de dichas viñetas para identificar las canciones en una emisora de radio no era algo nuevo, pero usualmente eran meras fichas técnicas de la canción y el artista en cuestión. En ROCK 101, previo a sus inicios como Sonomil 101 y Proyecto 101 en 1984, se comenzó a escribir viñetas tratando de darles un sentido más relajado y con un poco de humor, estas primeras viñetas fueron escritas por Luis Gerardo Salas y se transmitían en la voz de su entonces colaborador, el locutor Federico Lira. Originalmente las viñetas se encontraban en muchos casos a la mitad de la canción, posteriormente pasarían al final.


Cuando Federico Lira dejó la emisora, las viñetas comenzaron a grabarse en la voz de Luis Gerardo Salas, en un tono mucho más acorde a cada tema, con una lírica más madura y menos técnica, en donde se podía apreciar el involucramiento del radioescucha para complementar lo que se decía en la viñeta, es decir, en la radio sólo se escuchaban ciertos datos que no requerían mayor explicación o detalle, ya que era sabido que los radioescuchas conocían esa otra parte de la información que no se decía con palabras.


Mientras Luis Gerardo Salas se encontraba al frente de la emisora, toda la música programada contaba con su respectiva viñeta con su voz y en muchos casos coescrita con varios colaboradores, principalmente Joaquin Jaubert y algunos otros locutores.


Aunque la gran mayoría de las canciones transmitidas contaban con su propia viñeta, no todas eran consideradas Idea Musical, siendo únicamente consideradas la que cumplían con el criterio establecido.


Con la salida de Luis Gerardo Salas en 1993, las música que contaba con la viñeta en su voz grabada, fue retirada del aire y una buena parte de ese catálogo jamás se volvió a transmitir. El locutor Jordi Soler, quién quedó como Director de ROCK 101 posterior a Luis Gerardo Salas, hizo un pequeño esfuerzo para retomar las tan características viñetas, pero fueron pocas las canciones que contaron con una viñeta en su voz y no fueron muy bien recibidas por el público al considerarse demasiado largas.


Este es un ejemplo de las viñetas escritas por Luis Gerardo Salas y transmitidas en ROCK 101:


"Una obra de Roger Waters... sobreponiendo la pared, destrozando el suelo de la cordura. "Comfortably Numb", "Cómodamente... insensible". 1979... explota la razón. Pink Floyd... idea musical".


Tomando este ejemplo, se puede apreciar claramente como se complementaban lo dicho al aire a través de la viñeta, con el conocimiento del radioescucha:


Roger Waters - Fundador y principal mente creativa de Pink Floyd


La pared - referente al álbum The Wall en donde esta contenida la canción mencionada.


"el suelo de la cordura" y "explota la razón" - referente al concepto del álbum The Wall, reconocido por su alto contenido depresivo y de locura expresada a través de la guerra, las drogas y los excesos a los que que el ser humano se ha acostumbrado y se ha vuelto indiferente.


Programación
Desde el inicio de la emisora, la programación musical estaba basada principalmente en los gustos personales de Luis Gerardo Salas, ya que él proponía la música nueva que se transmitiría e invertía mucho tiempo buscando música nueva y desconocida. Al no haber referentes ni precedentes en la radio mexicana, se podía experimentar mucho con todo lo que sonara novedoso, aunque no fuera de reciente producción.


Adicionalmente, la programación no se limitaba a transmitir únicamente los sencillos propuestos por las disqueras o los grandes clásicos que ya existían en ese entonces y que eran muy conocidos por el público, sino se buscaba más allá, programando otras canciones que sonaban bien dentro de los mismos álbumes y por primera vez en México se buscaba la alternativa de programar rarezas, lados "B", mixes y versiones extendidas.


Mucha música se popularizó rápidamente y otras emisoras comenzaban a programarla y en muchos casos esa música alcanzaba el grado de moda y podía escucharse por todas partes, a lo que ROCK 101 respondía tocando otras versiones de dicha música, versiones en vivo, acústicas, remixes o simplemente las retiraba de su catálogo. Esto último fue favorable ya que permitió a ROCK 101 mantenerse siempre adelante de sus competidores buscando más música y tocando otras canciones de los mismos álbumes, permitiendo así que el público rockcientoúnico tuviera un espectro musical mucho más amplio que el de otras emisoras y al mismo tiempo identificarse como una emisora diferente y única.


El público de ROCK 101 también influía en la programación, ya que las peticiones se tomaban en cuenta, inclusive el público tenía la posibilidad de hacer propuestas sobre música que no había sido considerada en la programación, ya fuera de producciones anteriores o recientes, lo que dio como resultado el considerar la realización de programas especiales de 24 horas en donde únicamente se transmitía lo que el radioescucha solicitaba.


La programación de ROCK 101 se regía por el gusto y pasión a la música y no por las listas de popularidad, lo que permitió en repetidas ocasiones romper con la programación cotidiana y elaborar programas especiales dedicados a un tema o artista específico, programas dedicados a algún evento especial como aniversarios luctuosos, festividades en la fecha de nacimiento, no sólo de artistas, sino también de álbumes significativos en la historia del rock o de eventos célebres como "Live Aid" en julio de 1985. Todo esto por primera vez en México.


Otro punto importante el programación, fue el de hacer programas para analizar temas originales y compararlos contra todos los covers disponibles, discutiendo los casos en que dicho cover superaba al original o viceversa. De igual manera y como parte de la comunión con la audiencia, se estilaba el exponer música plagiada y hacer evidente que muchos de los éxitos de moda habían tomado sus notas de música original, el caso más controvertido y evidente fue el de "Ice Ice Baby" de Vanilla Ice al tomar como base rítmica al fundamental tema de Queen y David Bowie, "Under pressure".
Muchos de estos experimentos se convirtieron en clásicos de ROCK 101 y, hasta la actualidad, son considerados iconos de la estación por los seguidores e inclusive por locutores de otras emisoras, como por ejemplo "Cuts You Up" de Peter Murphy, "Suedehead" de Morrissey, "Lie 4 a Lie" de Nick Mason y Rick Fenn, "The Whole of the Moon" de The Waterboys y "Butterfly on a Wheel" de The Mission UK.


Una de las consecuencias de buscar y programar música que se distribuía y transmitía únicamente en otros países, fue la de romper con el cerco de control que en aquel entonces ejercían las disqueras en cada país sobre los medios de comunicación.


La programación en ROCK 101 se caracterizó, además de su alta calidad, por los contrastes que libremente coexistieron dentro de la misma, formando una continuidad ecléctica que en su conjunto se escuchaba única e inconfundible, estructurada de manera estricta para poder garantizar la variedad musical, pero a la vez flexible para poder hacer cambios conforme a las sugerencias del público o bien dependiendo del estado de ánimo del locutor en turno o si las circunstancias así lo requerían, dando como resultado un híbrido musical en donde se podía escuchar rock clásico, seguido de rock en español, new wave, punk, reggae, synth-pop, rockabilly o heavy metal. Además, se incluían programas dedicados a la literatura, el cine, la brujería, la poesía, la historia de la música contemporánea e incluso los deportes.


Rechazos y errores
Una de las consecuencias negativas surgidas al experimentar y proponer sonidos nuevos y desconocidos, era la de introducir en la programación a algunas bandas y artistas que en primera instancia sonaban interesantes, pero al momento de entrar al aire, ya no se escuchaban como parte del exigente catálogo de ROCK 101 o bien los radioescuchas los rechazaban y en el corto plazo eran eliminados de la programación.


Tal es el caso de bandas como Roxette y Gipsy Kings que alguna vez se tocaron en ROCK 101 o bien el cantante Gerardo y su canción "Rico suave".


También existe el caso de la banda española Hombres G, cuyo tema "Visite nuestro bar" fue utilizado para los primeros promocionales del bar Rock Stock en 1987, en este caso tanto la banda mencionada, como los promocionales fueron retirados del aire en poco tiempo.


Géneros y subgéneros
ROCK 101 experimentó y programó prácticamente todos los subgéneros derivados del rock, tanto el proveniente de Estados Unidos, como el originario de Inglaterra, Australia, Irlanda, Alemania y Suiza, entregando así a sus radioescuchas una amplia variedad musical, creando un balance único y una identidad totalmente original, rompiendo los esquemas establecidos en la radio de aquel entonces en donde tradicionalmente las emisoras debían dedicar su programación y concepto a un sólo género e idioma.


La mezcla de música en dos ó más idiomas dentro de la misma frecuencia en la radio mexicana era inhabitual, siendo esta estación la que rompió con esa limitante que existía en la radiodifusión mexicana al programar de forma regular y equitativa tanto rock en inglés, como rock en español proveniente de España y Argentina principalmente y en años posteriores, de México y Chile.


Asimismo, y como parte importante de un movimiento musical sin fronteras, hubo cabida para la música en francés y para música de otros géneros distintos al rock, tales como el reggae, el jazz y la música afroantillana, mientras dichos géneros cumplieran con el mismo estándar de alta calidad artística.


Recursos radiofónicos
En la época que inició ROCK 101, la radio mexicana se encontraba muy retrasada en cuestiones de dinámica y métodos de transmisión, siendo una radio forjada en viejas costumbres y que con el tiempo se había convertido en una radio tradicionalmente obsoleta que no podía equipararse con la radio producida en otros países, principalmente con la radio estadounidense.


Diversos recursos aprendidos por Luis Gerardo Salas en sus viajes en el extranjero se comenzaron a utilizar por primera vez en la radio mexicana a través de ROCK 101, tal como el concepto de collage-radio, el cual consiste en la mezcla de subgéneros, épocas, géneros y en el caso de ROCK 101, de idiomas.


El collage-radio revolucionó en gran medida la producción radiofónica en México, ya que tradicionalmente las emisoras de la época se limitaban únicamente a transmitir un sólo género, idioma y época en su programación.


Otros recursos tales como el synch-point para presentar una canción se usaron por primera vez en ROCK 101, el cual es básicamente la accíón coordinada del locutor al continuar hablando mientras la canción a tocar comienza y detenerse de manera apropiada justo antes de que comience la letra.


Estos recursos, como muchos otros, ahora son de uso común en la radio mexicana.


Duración de canciones y espacios comerciales
En esta estación de radio se ignoró la restricción presente en muchas estaciones de radio de su época, referente a que la duración máxima de las canciones emitidas habría de ser de 3 minutos. Por esta razón, por primera vez se transmitía completas canciones con una duración mayor a ese lapso, como son los casos de "The End" de The Doors, que dura casi 12 minutos, "In-A-Gadda-Da-Vida", de Iron Butterfly, con duración de 17 minutos, o el caso de Meat Loaf con su "Paradise by the Dashboard Light" con 8 minutos.


El tiempo para anunciantes tradicionalmente era de 3 canciones de 3 minutos cada una por cada corte comercial, cambiando esto a espacios de radio de 20 minutos completos, sin importar el número de canciones contenidas en ese lapso, y entonces el espacio comercial.


Comunicación
El uso de un lenguaje cotidiano, divertido y acorde a un público juvenil, distinto al tradicionalmente usado en la radio, fue otra aportación importante de ROCK 101, ya que esto le permitió identificarse plenamente con su audiencia en su mismo nivel intelectual, definiendo así el curso que seguía esta emisora en cuanto a su programación, proyectos futuros y tendencias radiofónicas.


Esto fue posible no sólo por las meras intervenciones de los distintos locutores, sino por la constante interacción con su audiencia dentro de los diferentes programas, eventos, conciertos, promociones y otras actividades de carácter social y cultural.


Asimismo, el uso de la lengua española era primordial en esta emisora y aunque el tema principal era la música en inglés, no se utilizaba este idioma para promocionales, identificaciones o para ningún otro tema en donde no fuera necesario, distinguiéndose así de otras emisoras contemporáneas, como WFM 96.9 en donde se abusaba del idioma inglés para sus identificaciones y autopromociones, así como el uso excesivo de efectos de audio.


Lenguaje rockcientoúnico
A la par que ROCK 101 evolucionaba, se iba creando un lenguaje propio y único que la hacía distinguirse de las otras radiodifusoras, este lenguaje, junto con todo aquello creado, aportado y concebido por ROCK 101, tanto en la música propuesta como en sus programas, se conocía como rockcientoúnico, identificando así lo que era exclusivo de la emisora y su público.


Expresiones como "música de acá", "sencillizar", "complicidad GTR", "textura deslizante", "cadencia impresionista" y muchas otras fueron parte del lenguaje cotidiano que sólo los locutores y los radioescuchas comprendían.


El término "mundialmente desconocido", fue creado a partir de la gran variedad musical que existía en ROCK 101, refiriéndose a todo aquel material que no era de una banda o artista famoso o bien música que jamás había sido incluida en listas de popularidad o que nunca había sido galardonada, sin embargo, era música deleitante e innovadora.


La frase "el soundtrack de la película de TU vida" fue la más significativa, ya que cualquier persona, al cabo del tiempo, acumula de manera personal y emocional una lista interminable de canciones con las que identifican instantes importantes de sus vidas, y en el caso en particular de los radioescuchas de ROCK 101, gran parte de esas listas personales se conformaron con la música que sólo se transmitía en ROCK 101.


Esta frase, como muchas otras, es el reflejo de un concepto bien estructurado y pensado para crear una radio innovadora, comprendiendo que en la vida de las personas, siempre habrá música que identifique aspectos importantes, formando al cabo de los años, una lista de momentos fondeados con música muy personal.


Estética contemporánea
El término Estética contemporánea, fue una referente dentro de esta emisora radiofónica que se formó al haber adoptado un formato original y único entre otras radiodifusoras contemporáneas, añadiendo un ángulo más a su formato cuando se introdujeron frases, metáforas y alusiones de enfoque social, particularmente al referirse a diferentes temas de la problemática local de la ciudad; por ejemplo, al referirse a problemas como el de la vialidad con frases como "Quien pita constantemente esperando solucionar el embotellamiento, es como quien le silva a las correas de sus zapatos, esperando que se deshagan por sí solas".


Otra referente a la cultura popular mexicana utilizada dentro del concepto de Estética contemporánea, fue aquella que decía:


"Pos no, el otro día el este Juan, este Juan me dijo, me dijo, no dice, dice no, en serio dice, y que me dice, no dice, esta duro dice, no dice, digo, digo, el me dijo dice, no dice esta bien recio dice, digo, digo no digo, dice no pos dice ¿o qué? ¿o qué? ¿a poco? ¿a poco no dijo? digo no dice pos si dijo... no pos yo creo que ni dijo".


Este tipo de frases iban intercaladas entre las canciones, comerciales e intervenciones de los locutores de manera indistinta y todos fueron grabados y transmitidos en la voz del locutor Jaime Pontones.


Identificaciones
El uso de identificaciones en ROCK 101 tuvo el mismo propósito que el de cualquier otra emisora, sin embargo en esta emisora se producían con el mismo nivel creativo utilizado para producir cualquier programa o autopromocional, elaborando así una gran variedad de estas. Si bien las identificaciones básicamente decían ROCK 101, estas se elaboraban de formas diferentes, se decían en distintos tonos, usando efectos de eco, la palabra "ROCK" en voz de mujer y el "101" en voz de hombre, gritos, susurros, risas y un largo etcétera.


Usualmente, las emisoras radiofónicas utilizan sólo una identificación para toda la música durante toda la programación, mientras que ROCK 101 las combinaba de manera indistinta a lo largo de su programación y se ponía la más acorde a la canción que se escuchaba, por ejemplo, para una canción delicada y sublime se usaba una identificación dicha como un leve susurro, o bien para una canción punk se usaba una elaborada a base de gritos. Inclusive la música clasificada como Idea Musical tenía su propia identificación, en la que no mencionaba el nombre de la emisora, sino decía la frase "idea musical".


La importancia de la música en ROCK 101 era tal, que se procuraba poner las identificaciones en alguna parte de la canción donde no la afectara, en donde no se sobrepusiera en la voz del cantante o en algún excepcional solo de guitarra, por ejemplo. Inclusive, si la música lo permitía, las identificaciones se colocaban el algún instante de silencio o en una pausa dentro de la misma canción.


Otras identificaciones se usaban en los periodos largos sin locutor, como en los Domingos de Idea Musical, en donde entre determinado número de canciones podía escucharse alguna identificación como "Todo esto es ROCK 101", demostrando así el amplio catálogo musical que la emisora abarcaba.


La primer identificación que se utilizó en ROCK 101, entre 1984 y 1987, fue; "Nosotros no inventamos la radio, pero la estamos perfeccionando".


La identificación más célebre, fue la usada previamente a la programación del himno nacional, el cual se toca invariablemente todos los días a la media noche en todas las emisoras radiofónicas de México, dicha identificación decía: "A continuación, y en el cambio de un día a otro, vamos a escuchar como parte de nuestras transmisiones, respetuosamente, el himno nacional".


El detalle con el que se producían las identificaciones, es un ejemplo del cuidado y la alta calidad con la que se hacia la radio en ROCK 101.


Autopromocionales
A diferencia de otras emisoras, en donde los promocionales estaban llenos de efectos, sonidos y complicados sampleos, se hacía uso de una creatividad simple, pero llena de contenido valioso para los radioescuchas, considerados a su vez inteligentes, participativos y parte fundamental de la emisora, dando como resultado autopromocionales que invitaban al radioescucha a involucrarse en la programación y a ser partícipes en lo cotidiano, y a la vez reconociendo su inteligencia, tal es el ejemplo de el autopromocional que decía: "ROCK 101... La otra mitad, te corresponde a ti."


Comerciales
Conciertos, exposiciones, conferencias, libros, programas, viajes y eventos especiales se promocionaban bajo el mismo concepto y lenguaje creado por ROCK 101. Inclusive, por primera vez se realizaron comerciales de productos y lugares ficticios y contradictorios, como por ejemplo el caso del Kínder Calígula, anunciado apropiadamente con la ternura y sensibilidad propia de niños pequeños que entran a sus años escolares, pero con las connotaciones sexuales inherentes a dicho Emperador romano mejor conocido por las grandes orgías que celebraba.


Este tipo de comerciales, inspirarían más adelante en otras emisoras las producción de anuncios, también de productos ficticios, siendo la más célebre y reconocida la serie de los famosos juguetes radioactivos, creados en Radioactivo 98.5.


Rock & Roll encapsulado
ROCK 101
extraía algunas partes significativas de la letra de las canciones que transmitía, traduciéndolas y formando pequeñas frases de alto contenido que se programaban indistintamente entre las canciones. Estas pequeñas frases tenían el principal propósito el poder manifestar la esencia- del rock como parte de la vida y viceversa, siendo a la vez una reflexiva para el radioescucha.


Un ejemplo de estas frases, es el fragmento tomado del final de la segunda ópera rock de la banda inglesa The Who, Quadrophenia, particularmente la canción "Love, Reign O'er Me", de donde se desprende: "Sólo el amor puede hacer llover, como el sudor de los amantes, acostados en los campos. - Pete Townshend - rock & roll encapsulado".


Personajes
Cómo parte fundamental de la programación de ROCK 101, se crearon algunos personajes ficticios que apoyaban la existencia de ese mundo creado por ROCK 101, uno de ellos fue Emiliano Conejero, personaje ubicado en la época de la revolución mexicana, rudo, descortés y muy directo, disfrazaba de muertos a sus enemigos. Otro importante personaje fue el Anti-Santa Claus, una versión bizarra de Santa Claus, vestido de cuero negro y que viajaba en un trineo jalado por chacales. El Anti-Santa Claus sirvió de inspiración para crear un personaje similar en WFM 96.9, llamado El Pavo Asesino.


Otro célebre personaje de ROCK 101 fue el Capitán Gumaro Godinez y por supuesto el personaje de la Tía Clarita, quien -en la voz del locutor Jaime Pontones-, intervenía en los espacios en vivo de los programas Chocolotwist y Preludio adictivo.
Orco, fue el personaje creado en la voz del locutor Iñaki Manero para el programa de heavy metal, La Caverna del Orco.


Existió otro personaje mencionado constantemente por el locutor Jaime Pontones, el cual se basó en un personaje real de la guerra de independencia de México, un niño de 12 años que tuvo un gran aporte durante una de las múltiples batallas, se trataba de Narciso Mendoza, mejor conocido como el "niño artillero de Cuautla".


Éxito comercial
La suma de los distintos factores de programación musical, lenguaje juvenil y la notable irreverencia inusual en la radio tradicional, impulsaron de manera inmediata la popularidad y alcance comercial dentro del mercado radiofónico, demostrando que era posible la alta rentabilidad de un proyecto inteligente en la radio mexicana, entregando al público material distinto del que se programaba en el resto de estaciones de esa época y abriendo un nuevo mercado.


ROCK 101 resultó ser altamente rentable, siendo durante varios años la estación con mayores ingresos de todo el Núcleo Radio Mil, inclusive, sus regalías eran mayores a las del resto de las estaciones juntas del NRM hasta con un 75% de participación en la empresa comunicadora.


Este éxito se debió igualmente a que ROCK 101 dio cabida a un segmento de mercado juvenil que había sido minimizado anteriormente por la radio tradicional en México.


Legado
La influencia de esta emisora en la radio mexicana actual es de tal magnitud, que hasta la fecha las tendencias radiofónicas aportadas en ese entonces y muchas otras formas de expresión, tales como la diversidad musical, promoción de conciertos, elaboración de promocionales y sobre todo la posibilidad de hacer una radio dirigida a los jóvenes continúan vigentes, inclusive, en emisoras de géneros distintos al rock.


Muchas bandas y artistas que se dieron a conocer a través de ROCK 101 continúan siendo favoritas entre el público, bandas que empezaban a principios de los 1980s y que ahora son famosas, o bien bandas que habían sido presentadas en 1995 y 1996 y que pasaron a formar parte de los catálogos musicales de otras emisoras y que hasta la fecha continúan acrecentando su popularidad en México.


Por otra parte, esta frecuencia formó grupos activos de seguidores y fanáticos que continúan haciendo eventos y material conmemorativo, personas que su formación musical fue influenciada por ROCK 101 y continúan escuchando mucha de esa música ahora desconocida por la radio.


Historia
Inicios
Desde 1982, Luis Gerardo Salas tuvo la oportunidad de comenzar a manejar una emisora de radio que se llamaba Sonomil 101, comenzando así el aprendizaje que le permitió desarrollar un nuevo proyecto radiofónico.


En 1983, se iniciaron las propuestas para transformar Sonomil 101. Se propuso una estación de radio en la que se programara y transmitiera tanto música que no había sido escuchada en los 1960's y 1970’s, así como novedades musicales que carecían de difusión en México. Se aprobó dicho proyecto y en enero de 1984 desapareció Sonomil 101 y se lanzó Proyecto 101, como un formato que sirviera de transición entre el proyecto anterior y el subsecuente.


A las 6.00 del 1 de junio de 1984 se comenzó con las transmisiones de ROCK 101.


El proyecto inició con la participación de José García Moreno y Federico Lira en sus primero años, siendo este último quien aportó su voz para las primeras viñetas escritas por Luis Gerardo Salas.


Posteriormente, entre 1985 y 1986, se conformó un equipo talentoso y creativo de locutores y colaboradores dedicados a hacer una radio inteligente y sofisticada, creando un sinnúmero de programas innovadores que permitían el contacto con el radioescucha. Se desarrollaron programas como Rockalive que consistía en realizar transmisiones en vivo y hacer caravanas en los autos por toda la ciudad, o bien el caso del programa Naufragio, que básicamente consistía en ubicarse en algún punto de la ciudad a convivir con los radioescuchas.


La influencia de la estación se empezaba a notar. Para septiembre de 1985, WFM 96.9 cambió su formato para comenzar con el concepto de Magia Digital, tomando como ejemplo el éxito de ROCK 101.


Bandas como Oingo Boingo, Simple Minds, The Sisters Of Mercy, The Waterboys, Talking Heads, Prefab Sprout y ABC comenzaron a darse a conocer en México. Además, gracias a la música y programas que se produjeron en la estación, se difundieron diversas expresiones, tales como la subcultura gótico-dark, el punk y como las que manifestaban los rockers, glammers y otros tantos grupos sociales.


Para 1987 ROCK 101 se había consolidado comercialmente y había demostrado su viabilidad.


Rock en español
ROCK 101 también desde 1984 inició desarrollando programas como El Chiringuito, que fue el primer programa de rock en español en la radio mexicana con música desconocida en México. Este programa fue exclusivamente dedicado al rock hecho en España en la voz del locutor José Ignacio Víceras, presentando bandas como La Dama se Esconde, Barón Rojo, Los Toreros Muertos, Alarma, Nacha Pop, Gabinete Caligari, Ramoncín, Rosendo, La Unión, La Orquesta Mondragón, Miguel Ríos, Loquillo y Trogloditas, Un Pingüino en mi Ascensor, Duncan Dhu, Radio Futura y muchos más. En este programa se dio a conocer en México la exitosa canción de Alaska y Dinarama, "Ni tu ni nadie".


La promoción de esta música influyó a otras estaciones; por ejemplo, en WFM 96.9 se creó un programa similar llamado Rockolé!, pero con un contenido de música pop.


Para 1985, ROCK 101 formaría un concepto de rock en español en el 590 de AM, llamado Espacio 59, en donde ya se incluían bandas argentinas y mexicanas, impulsando así el movimiento de Rock en tu idioma.


Entre las principales bandas argentinas y españolas que posteriormente entrarían en la programación regular de ROCK 101, se encuentran GIT, Charly García, Mecano, Virus, Soda Stereo, Raúl Porchetto, La Trinca, Los Inhumanos, El Último de la Fila, Joaquín Sabina, Divididos y Los Elegantes.


De entre las bandas mexicanas que tuvieron un impulso debido a la promoción que se daba en esta frecuencia al rock en castellano están Caifanes, El Personal, Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, Fobia, Crista Galli, Zü y Café Tacuba, entre otras.


Del rock en español también se concibieron varios temas clásicos que son identificados con ROCK 101, tales como "Han caído los 2" de Radio Futura, "Maryglam" de Zü, "La reina del keroseno" de Miguel Ríos, "Como un susurro" de Ramoncín, "Portero de noche" de Círculo Vicioso y la inconfundible "Sin aliento" de Danza Invisible.


Domingos de Idea Musical
La insoportable levedad del domingo, fue el lema con el cual se caracterizó la programación de los días domingo de cada semana, programando música muy relajada y de contenido que invitaba a descansar y a reflexionar y que fue creado a partir de 1987. Este día era sumamente esperado por los radioescuchas ya que sólo este día se podía escuchar una parte del catálogo de esta estación y que se habían convertido en los clásicos de ROCK 101.


Debido a su duración al aire y a sus horas de transmisión, este es el programa más importante en la historia de esta estación. Consistía en la emisión de canciones relevantes de la historia del rock y se transmitía cada domingo de 10 a 22 horas, entre 1987 y 1993. Se programaba música de diferentes épocas y géneros, cubriendo el periodo que iba de los 1960's hasta comienzos de los 1990's.


De entre las canciones clásicas más pedidas por los radioescuchas, se incluyen "Stairway to Heaven" de Led Zeppelin, "Hotel California" de The Eagles y "Dust in the Wind" de Kansas (canciones reportadas como de las más solicitadas por los radioescuchas), combinadas con música más reciente y con el mismo sentido estético, tales como "Coming up Close" de 'Til Tuesday, "Drive" de The Cars, "Twist in my sobriety" de Tanita Tikaram o "Eve" de Jim Capaldi, entre muchas otras.


Actualmente, algunas emisoras de la Ciudad de México, han integrado en su catálogo dominical programas similares que invitan a la relajación.


Viejos conocidos nuestros
Desde 1984, ROCK 101 introdujo a muchos artistas en el mercado comercial de México y les dio continuidad, siguiendo su carrera y eventos alrededor, como separaciones y proyectos solistas, de tal manera que para los radioescuchas de ROCK 101, era muy común conocer a muchos artistas por sus antecedentes.


Para los años subsecuentes, desde 1985 y posteriores, otras emisoras ya incluían en sus respectivos catálogos mucha de la música importada por ROCK 101, pero buscando sonidos más enfocados al género pop, y mientras que en otras emisoras eran anunciados como artistas nuevos, ROCK 101 presumía de este conocimiento al referirse a esos artistas como "viejos conocidos nuestros".


Casos como el de Sting, quien en otras emisoras fue presentado como un artista nuevo, ya era del conocimiento del público de ROCK 101, quien lo conocía desde sus inicios en The Police, sus motivos para separarse y otros factores que lo llevaron a su proyecto solista.


Otros ejemplos son los casos de Peter Gabriel quienes pocos radioescuchas de otras emisoras sabían que era un ex-miembro de la banda británica Genesis o bien el caso de la separación de la banda inglesa Bauhaus y la creación de sus proyectos derivados: Tones On Tail, The Jazz Butcher, Love & Rockets y por supuesto el proyecto solista de Peter Murphy, siendo este último el único que se popularizó en algunas otras emisoras.


Liderazgo
Para 1988 y los años siguientes, ROCK 101 ya se había consolidado como la punta de lanza en la creatividad radiofónica y su influencia era notable en muchas emisoras y mantenía un segmento de mercado considerable, sin embargo, su concepto de radio no comercial enfocado al rock, evitaba que su éxito se viera reflejado en los más altos niveles de audiencia, que si bien eran muy respetables no podían equipararse con emisoras de catálogos musicales comerciales.

Al sab
erse innovadora, vanguardista y precursora de las nuevas pautas de transmisión y de la nueva forma de hacer radio, ROCK 101 creó una serie de autopromocionales característicos de su identidad propia, usando frases como "somos la zanahoria, enfrente del caballo", "somos la vanguardia de la radio mexicana", "un concepto que contagia" y "nosotros no inventamos la radio, pero la estamos perfeccionando".


Publicaciones
También en 1988, ROCK 101 mantuvo una publicación semanal dentro de la sección cultural del diario El Nacional de la Ciudad de México y en donde participaron los locutores Jordi Soler, Jaime Pontones, Lynn Fainchtein y por supuesto Luis Gerardo Salas. Estas publicaciones semanales hacían referencia a eventos y sucesos de la época.


El material publicado en dicho diario, se combinaba con lo que se transmitía en los diversos programas y viceversa, extendiendo así el concepto rockcientoúnico en un medio impreso, acentuando, aún más, el vínculo con su audiencia.


Muchas otras publicaciones se imprimieron en otros diarios y revistas, incluyendo el segmento semanal de Jordi Soler en el diario La Jornada, de la Ciudad de México y varias novelas de su autoría, como El corazón es un perro que se tira por la ventana en 1993 y Bocafloja en 1994. Muchas otras novelas se escribieron posteriores a su salida de ROCK 101.


Conferencias
Durante 1988, dado el éxito de ROCK 101, la alta Dirección del NRM organizó una serie de conferencias destinadas a hacer conocer al público las nuevas tendencias para hacer radio y planes futuros, todo esto con la finalidad de impulsar a todo el NRM a través de ROCK 101.


Entre los exponentes se encontraban altos directivos y distintos locutores del NRM, entre ellos Guillermo Salas, quien fungía como Director del NRM y Luis Gerardo Salas como el principal aportador de ideas.


Durante esa semana de conferencias, la locutora Fernanda Tapia, quien en ese entonces era locutora en ROCK 101, se hizo famosa por mostrar una pancarta en donde se leía la frase "vellos púbicos", la cual exhibió en plena exposición, haciendo referencia a la libertad de expresión que se necesitaba en la radio de aquel entonces.


Eventos y actividades
Esta estación estableció vínculos con sus radioescuchas mediante la organización de diversas actividades en la Ciudad de México, tales como La pared 1 y 2, reuniendo a cientos de radioescuchas para llenar con murales personales de tema libre varios muros del sur de la ciudad.


Otro evento importante fue el del Autobús mágico, basando su concepto en la célebre canción de The Who y consistió en un concurso para ir a Acapulco en un autobús, escuchando música rockcientoúnica durante todo el trayecto y con comida y bebidas ilimitadas.


En 1992, durante los Juegos Olímpicos de Barcelona, se hizo una combinación entre el programa Sport 101 con lo más notable del evento deportivo, combinado con transmisiones en vivo desde España en donde se hicieron recorridos culturales en Las Ramblas y las construcciones del ilustre arquitecto catalán, Antoni Gaudi.


Para 1994, se transmitió en vivo y desde el estado de Nueva York, en Estados Unidos, la celebración del 25 aniversario del festival Woodstock, promoviendo concursos para llevar a varios radioescuchas.


Caravanas en autos, entrevistas en vivo, aniversarios con fiestas masivas y muchos otros eventos permitieron que ROCK 101 conviviera estrechamente con su audiencia.


Competencia
El éxito e innovación de ROCK 101 propició que otras emisoras imitaran, total o parcialmente, sus nuevas ideas y comenzaran a tener adeptos propios dependiendo de la orientación de cada emisora. Asimismo, la rivalidad con otras emisoras de radio comenzó a hacerse evidente.


WFM 96.9, otra estación de la capital mexicana, fue durante un período la principal competidora de ROCK 101 en términos de popularidad y mercado.


Si bien el concepto general de WFM 96.9 se había basado en el éxito de ROCK 101 y había tomado muchas de sus propuestas para hacer radio y su programación comprendía parte del catalogo del 100.9, su orientación era totalmente opuesta, dirigida a un público más interesado en la moda y en las listas de popularidad que en música de calidad y programas radiofónicos de alto contenido cultural.


Mientras que WFM 96.9 se posicionaba como la estación radiofónica de moda y su público se caracterizaba por una imagen y una actitud socialmente aceptables, ROCK 101 se presentaba como la alternativa contracultural e irreverente, actitudes con las que su público se identificaba al compartir esa misma ideología no convencional.


Conciertos
Muchos músicos se dieron a conocer en México a través de ROCK 101, lo que en poco tiempo formó una legión de fanáticos para esos artistas, lo que llevó a la emisora al siguiente paso: la promoción de conciertos.


Anterior a esto, los conciertos masivos de rock en México se conceptualizaban como eventos nocivos, tanto por la ineficiente seguridad con la que se realizaban, como por la imagen negativa que existía del rock en aquellos años. Aunque algunos conciertos se habían realizado anteriormente, no existía una infraestructura adecuada para su realización, por lo que generalmente había consecuencias desfavorables como heridos y actos de vandalismo, tal es el caso del concierto de The Police en el gran salón del Hotel de México, el cual resultó en una pésima organización, y el caso del concierto de la banda británica Queen celebrado en el estado de Puebla en 1981, el cual también resultó en un total descontrol por parte de los promotores, múltiples daños y heridos, incluyendo al guitarrista Brian May.


Tomando en cuenta estos factores y buscando una mejor estructura en organización y seguridad, ROCK 101 incursionó por primera vez en México, en la promoción de conciertos masivos como respuesta directa a las demandas de la audiencia radiofónica. El primer esfuerzo para la organización de un concierto fue en 1985 para llevar a cabo la presentación de la banda neoyorquina Blue Öyster Cult, resultando infructuoso debido a diversos problemas en los trámites de permisos ante las autoridades mexicanas.


Para 1987, se organizó un concierto en la Plaza México en donde tocaron las bandas Nacha Pop y Danza Invisible de España y como acto soporte la banda Kerigma de la Ciudad de México. A este le siguió el concierto de Radio Futura en el Hotel de México también en 1987 y para 1988 se organizó el primer "Sunsplash" en el Estadio del Atlante, también en la Ciudad de México, el cual fue básicamente un maratón de reggae. Para 1989 Miguel Rios también se presentó en la Plaza México, Peter Murphy en el teatro Ángela Peralta, lo mismo que David Byrne, The Mission UK y Cheap Trick; Information Society en la alberca olímpica, The Romantics y Gene Loves Jezebel en Rock Stock y algunos más.


En aquella época existían muchas bandas y artistas que por distintas razones aún no se presentaban en México, por lo que muchos conciertos realizados en otros países, principalmente en Estados Unidos, también eran promocionados en ROCK 101 a través de la desaparecida empresa de viajes Forum Internacional.


El llevar a cabo con éxito estos eventos y dentro de un marco de seguridad y organización fortalecido, motivó a que en poco tiempo se desarrollaran empresas promotoras de eventos masivos, como Operadora de Centros de Espectáculos, S.A. (OCESA).



Esta primer generación de conciertos en México vio su máximo logro al traer, por primera vez a U2 durante la gira ZOO TV a finales de 1992.


Rock Stock
Rock Stock Bar
, localizado en la esquina de las avenidas Paseo de la Reforma y Niza, en la colonia Cuahutémoc (sección de México D.F. conocida como Zona Rosa, fue conceptualizado por Luis Gerardo Salas como una extensión de ROCK 101, siendo el primer bar en México D.F. en donde se podía disfrutar y bailar la misma música que se programaba en la radio, además de poder ver en vivo artistas que no podían tocar en conciertos masivos y poder convivir con los músicos después de haber tocado. Rock Stock abrió sus puertas el 19 de noviembre de 1987, siendo la banda mexicana Bon y los Enemigos del Silencio la primera en tocar en vivo dentro del bar. El concepto de Rock Stock fue pieza clave en la comunión con los radioescuchas de ROCK 101.


En esa época, muchos bares y clubes de la Ciudad de México se caracterizaban por ejercer una selectividad discriminatoria para permitir el acceso a dichos espacios, costos excesivos e inclusive el obligar a los clientes a un consumo mínimo para poder obtener un lugar para sentarse. Rock Stock tomó como ejemplo el concepto de los bares y clubes londinenses y neoyorquinos en donde simplemente había que formarse para entrar y no existían condiciones en el consumo ni reservas para mesas.


Previamente, se realizaron eventos en otros bares de la Ciudad de México como La Última Carcajada de la Cumbancha (L.U.C.C.) ubicado en la avenida de los Insurgentes o en el Bar Tutifruti, ubicado en la avenida Politécnico Nacional, también en México D.F.


Dichos eventos fueron la base para crear el concepto de Rock Stock, el cual fue promocionado como El lugar más "HIP" de la Ciudad más grande del mundo.


ROCK 101 utilizó este bar como complemento de su programación, transmitiendo en vivo los sábados por la noche la música que se tocaba en el lugar, permitiendo así que muchos radioescuchas pudieran disfrutar de la música mezclada y organizar fiestas en sus propios hogares.


Asimismo se presentaban diferentes bandas en vivo, que igualmente eran transmitidos por la radio, permitiendo así su difusión y atrayendo la atención de las disqueras, lo que les permitió obtener contratos para grabar su música. El concepto de Rock Stock ayudó en gran medida a la masificación del rock mexicano.


ROCK 101 celebraba año con año sus aniversarios en este bar, organizando eventos especiales con bandas en vivo, obsequiando material conmemorativo y organizando concursos especiales.


Varios mecánismos para atraer al público, tales como un único pago en la entrada a cambio de un consumo libre o bien el permitir el acceso sin pago a las mujeres, fueron introducidos en México por Rock Stock, los cuales ahora son muy comunes, no sólo en la Ciudad de México, sino en todo el país.


Este establecimiento también forjó su propia legión de seguidores, influyó en la manera de mezclar de muchos Disc Jockeys y contó con su propio catálogo de clásicos, tales como "Step on" de The Happy Mondays, "One Step Beyond" de Madness, "The Only One I Know" de Charlatans UK y "Rock Hard" de Suzi Quatro.


Mientras Luis Gerardo Salas se encontraba al frente de ROCK 101, Rock Stock pudo promocionarse en esta frecuencia, y con su salida del NRM, pasó a ser promocionado por Órbita 105.7.


A partir de 1993 y hasta 1995, durante la dirección de Jordi Soler, ROCK 101 adoptó el Bar La Diabla (también ubicado en la Zona Rosa de la Ciudad de México) como lugar para eventos y celebraciones de aniversario.


Rock Stock, dejó de operar temporalmente el 25 de julio de 1998 y hasta el 3 de diciembre de 1999, época en la que Luis Gerardo Salas lo retomó y reabrió bajo el concepto de W Radical 96.9, cerrando sus puertas de manera definitiva el 27 de enero de 2001. Durante la noche de la clausura, varios músicos mexicanos, tales como Kenny y Los Elécticos, Ritmo Peligroso y Sabo Romo, se dieron cita para dicho evento e improvisaron, durante 3 horas, diversos temas clásicos del rock mexicano. La última canción que se tocó en Rock Stock fue "Cuts You Up" de Peter Murphy en su versión complementaria con viñeta incluida en el álbum ROCK 101 vol. 2.


Al sur de la Ciudad de México, en 1990 se abrió el Pop Stock, con un concepto similar a Rock Stock, pero, como su nombre indica, con un ambiente y un género musical diferente. Este cerró en 1993.


El ejemplo y éxito de combinar la radio con un bar, fue posteriormente utilizado por otras radioemisoras, tal es el ejemplo de Radioactivo 98.5 al promocionar el Bar Bulldog Café para la realización de sus respectivos eventos.


Rock Shop
Buena parte del catálogo musical de ROCK 101 y Rock Stock no era fácil de encontrar en tiendas convencionales de discos o tiendas departamentales, por lo que en 1990 se abrió el primer local de Rock Shop en Coyoacán, tienda de música especializada. Posteriormente se abrieron otras sucursales, de las cuales hasta la fecha sólo quedan la de Coyoacán en una ubicación distinta a la original y la de la avenida de los Insurgentes, ambas en la Ciudad de México.


Originalmente, en Rock Shop se vendían exclusivamente discos, actualmente este establecimiento incluye, además de música, venta de DVD's, ropa y calzado de porte rocker y underground, distintos coleccionables y cuenta con salones para tatuajes y perforaciones.


La idea de abrir Rock Shop se basó en una tienda especializada en música punk y underground ubicada muy cerca del edificio del NRM, llamada Hip 70.


PECIME
Otro proyecto cultural dentro de la diversidad en ROCK 101, fue la de asociarse con una sala cinematográfica de bajo presupuesto ubicada en el sur de la Ciudad de México. Este proyecto era para promocionar películas de arte no comerciales, provenientes principalmente de Macedonia, España, Bulgaria, Francia y otros países de Europa central, así como de Sudamérica, Canadá y Estados Unidos.


Esto se logró en conjunto con las salas de la organización cultural PECIME, la cual se dedicaba a promover el arte y la cultura en diversas salas de exposición, no sólo de cine, sino de pintura, artes plásticas y danza.


En estas salas, se exhibieron muchas películas que no eran proyectadas en ninguna otra sala de la Ciudad, ni de otros estados del país. En estas salas se dieron a conocer en México películas como "Before the rain", filme de 1994 del Director Milčo Mančevski, así como la promoción y proyección de la cinta "Huevos de Oro" del Director Barcelonense, Bigas Luna.


Esta fase de ROCK 101, culminó con el cierre de la estación en 1996.


Primeros problemas
Para 1992, ROCK 101 había demostrado su rentabilidad, su creatividad era incuestionable e imitada, tenía toda una legión de fanáticos, había suscitado cambios en la radio de la capital mexicana, había impulsado a un bar con llenos totales y su esencia como radiodifusora se había diversificado, pero se encontraba en problemas.


Accionistas y directivos del Núcleo Radio Mil querían elevar aún más las ganancias producidas por las ventas de publicidad para esta estación, demandando que se incluyera en la programación música de índole comercial y afecta a un público masivo, tratando de llegar a un mercado más grande y más joven, argumentando que la estación se había estancado y no estaba conforme a las mismas tendencias que marcaba la moda, habiendo envejecido junto con su auditorio.


La insistencia y la presión ejercida, provocó la salida de Luis Gerardo Salas el 15 de febrero de 1993, junto con varios miembros de su equipo como Jaime Pontones, Dominique Peralta y Lynn Fainchtein entre otros, dejando una marcada división entre ellos y los que se quedaban al mando del entonces nuevo director, Jordi Soler.


Una etapa había concluido, peleas, rompimientos y desencantos fueron los principales sucesos en la emisora, la cual pretendió conservar su esencia, pero bajo un innegable ambiente de austeridad empresarial, el cual se vio reflejado en la pérdida de buena parte de su audiencia.


Peor aún: mucha música desapareció de la fonoteca del 100.9, música que tenía grabada la voz de Luis Gerardo Salas en las viñetas y que ya no debía entrar al aire. Dicha música jamás volvió a escucharse en la radio y mucho material se perdió durante esa guerra interna.


El Güevo Alternativo
Durante la dirección de Jordi Soler, en 1994 se creó el concepto del El Güevo Alternativo, el cual estaba dedicado en la promoción de diversas actividades, como conciertos gratuitos y fiestas de aniversario, así como en la realización de material promocional, tal como calendarios, compact discs, playeras y encendedores.


Dicho concepto se creó para promover a ROCK 101 dentro de un segmento de mercado juvenil, como alternativa a las demandas de la dirección del NRM para renovar a la audiencia e incrementar el ya disminuido público.


El final
Para 1995, Jordi Soler había creado un nuevo ROCK 101 que ya empezaba a dar resultados en los radioescuchas y parecía que tomaba un buen rumbo, pero la insistencia de la alta gerencia por incluir música más comercial era cada vez más frecuente, lo que aceleró su salida del NRM.


A la salida de Soler, quedó al frente el locutor Iñaki Manero, con la responsabilidad creativa pero sin la posibilidad de tomar decisiones presupuestales, ya que el NRM buscaba el cambio a un concepto comercial. En esa época, la estación mexicana Alfa 91.3 mantenía los niveles más altos de audiencia para una estación de música pop en inglés, particularmente del género electrónico dance, siendo este el formato que buscarían los directivos del NRM para sustituir a ROCK 101.


Ese mismo año, el locutor Eduardo "Fast Eddie" Muller, quien había destacado apenas unos años antes en la estación Alfa 91.3, fue contratado para ocupar el lugar de Jordi Soler en el turno matutino, ya con la consignia de comenzar la transición a un género distinto al rock.


A estos sucesos, se suma la fusión empresarial del Núcleo Radio Mil (NRM) y de la Sociedad Mexicana de Radio (SOMER) cuyo socio mayoritario es el empresario Edilberto Huesca Perrotín, junto con su hijo Germán Huesca Bustamante director actual de Stereo Cien 100.1 MHz. Esta fusión buscaba principalmente beneficios económicos y una mayor diversidad en las estaciones del NRM, como la programación y la representación comercial para la venta de espacios publicitarios. Stereo Cien ya era una frecuencia consagrada en la transmisión de pop en inglés dirigida a un segmento de mercado para adultos, por lo que ROCK 101 fue vista como un formato duplicado dentro de la empresa comunicadora.


Finalmente, con el propósito de incluir una emisora dirigida a un público juvenil más amplio y con un alcance comercial mayor, el 16 de agosto de 1996, ROCK 101 fue retirado del aire.


Reacciones a la cancelación
La noticia del cierre de ROCK 101 se publicó de manera inmediata en varios diarios de la capital mexicana, y posteriormente en revistas especializadas.


En Radioactivo 98.5 se habló de este tema por varios días y en diversos programas, realizando un homenaje en donde el 98.5 agradecía su influencia y externaba su admiración a ROCK 101.


Se realizaron diversas protestas en el Núcleo Radio Mil, se hicieron conciertos en la calle afuera de sus instalaciones, cierres de circulación y miles de cartas fueron enviadas a la alta dirección del NRM para pedir su restablecimiento. Todos estos intentos resultaron infructuosos.


En los años posteriores y derivado de los distintos proyectos radiofónicos en que ha participado Luis Gerardo Salas, se le ha cuestionado sobre el posible regreso de ROCK 101, siendo hasta la fecha una posibilidad no realizable.


En 2002, Órbita 105.7 se hizo un programa especial llamado Radiografía 101, en donde se entrevistaron a los principales locutores y colaboradores para saber su opinión, a favor y en contra, de el cierre de ROCK 101 y de su posible regreso al cuadrante radiofónico, sus experiencias a través de su paso por el 100.9 y de que manera los había influido en sus trabajos actuales.


Posterior a ROCK 101, han existido varios proyectos en la frecuencia 100.9; Código 100.9 con música dance de 1996 a 1997, 100. Nueva Era con música electrónica y rock pop de 1997 a 1999, La Sabrosita 100.9 con música tropical de 1999 a 2004 y finalmente Beat 100.9 nuevamente con música electrónica de 2004 a la fecha. Estos 4 proyectos no han podido alcanzar el éxito comercial, la influencia, el legado y el impacto que dejó ROCK 101.


Desde el proyecto de Código 100.9 la frecuencia de 100.9 MHz desechó la identificación radiofónica XHROK y volvió a utilizar XHSON, permaneciendo así hasta la fecha.


Influencia posterior
Las ideas, propuestas e influencia de ROCK 101 en la radio mexicana actual son evidentes, ya que muchas emisoras han conservado elementos similares en la manera de hacer radio: la combinación de música en dos o más idiomas, la transmisión de canciones completas de tiempo mayor al promedio, el cambio los tiempos de publicidad y la promoción en conciertos, por mencionar algunos ejemplos.


Actualmente, existen en México estaciones de radio que sólo privilegian una locución irreverente por encima de otros elementos cualitativos, sin tomar en cuenta la inteligencia y la calidad de la información, así como una evidente irresponsabilidad por lo que se dice al aire. Asimismo, la radio mexicana ha dado prioridad a la inversión económica por sobre cualquier otra característica de talento y creatividad, impulsando en su mayoría, programas de producción barata y sin elementos culturales y educativos.


Posterior a ROCK 101, han sido escasas las radiodifusoras en México, D.F. que cuenten con una producción radiofónica de alta calidad y que a su vez logren ser rentables; Radioactivo 98.5, con un estilo de difusión diferente, mantuvo un alto nivel de calidad radiofónica hasta su cierre en el año 2004.


La estación universitaria Ibero 90.9 de la Ciudad de México, podría considerarse como la única radiodifusora en el 2008 que mantiene un nivel musical y de locución que se rige bajo esos criterios de calidad establecidos en 1984, incluyendo en su catálogo musical tanto música nueva como buena parte del catálogo de ROCK 101.


Proyectos subsecuentes
Los locutores y colaboradores que formaron parte de ROCK 101 han seguido caminos distintos:


Luis Gerardo Salas
Luis Gerardo Salas realizó un nuevo proyecto de WFM 96.9 junto con Martín Hernández, cuya entrada al aire fue programada para el 1 de septiembre de 1996 y que eventualmente coincidiría con la cancelación de ROCK 101, dadas estas circunstancias y como parte de la campaña publicitaria para la promoción de dicho lanzamiento, se hizo un mensaje en el que Salas decía: "mi estación ha muerto, porque mi estación va a nacer".


En julio de 1997 Luis Gerardo Salas regresó al NRM para crear 100. Nueva era bajo el eslogan radio de influencia al final del milenio, el cual fue descartado en 1999 para dar cabida a otro proyecto de radio.


También en 1999, Luis Gerardo Salas inició el proyecto de W Radical 96.9, radio retro-futura, en donde combinaba buena parte de la programación de ROCK 101 con música electrónica. También en esa época se renovó el concepto de Rock Stock.


Jorge García Negrete
Jorge García Negrete condujo el programa de jazz Reflejo Incondicionado y Naufragio. Participó en el equipo de Luis Gerardo Salas en el área de Promoción e Imagen de TV Azteca. Ha sido profesor en universidades de México, como la UIC, UIA Universidad de las Américas, Puebla y UVM, impartiendo las materias de Radio, Teorías de Comunicación, y Lingüística y Semiótica. Fue representante ante el CONEICC Y participó en el Foro Nacional de Investigadores de Radio del ITESO, cuya memoria fue publicada por la Universidad de Guadalajara, que incluye su reporte ¨El verosímil de la programación musical de radio¨. Actualmente, es director de Mundo TV, en la ciudad de Cuernavaca, Morelos y conduce el programa "Hombres e Historias".


Lynn Fainchtein
Lynn Fainchtein estuvo un tiempo en MTV Latinoamérica y ha colaborado en la musicalización de películas, tales como "Amores Perros" y "Babel".


Iñaki Manero
Iñaki Manero formó parte de Óxido 1180 AM al lado de Toño Esquinca en 1997 y posteriormente en MIX FM 106.5, donde fue gerente creativo del grupo radiofónico Acir.


Jordi Soler
Jordi Soler llegó en 1995 a Radioactivo 98.5 en donde creó un programa radiofónico similar a Argonáutica, el cual había conducido en ROCK 101. En 1996 colaboró con el grupo mexicano Santa Sabina escribiendo la letra de "Los Peces del Viento" para el álbum Babel y escribió la novela La Corsaria. Otras obras posteriores son: La Cantante Descalza y otros Casos Oscuros del Rock de 1997, Nueve Aquitania de 1999, La mujer que tenía los pies feos y La novia del soldado japonés ambas de 2001 y Los rojos de ultramar en 2004.


En el año 2000 formó parte de la diplomacia mexicana como embajador cultural de México en Irlanda, continua colaborado en diversas publicaciones periódicas en México y España. Actualmente reside en Barcelona, en donde ha publicado sus dos últimas novelas: "Los rojos de ultramar" 2004 y "La última hora del último día", publicada en el año 2007, siendo una secuencia bien lograda de sus trabajos anteriores.


Jaime Pontones
Jaime Pontonescontinuó unos años en sus actividades docentes, y fue director creativo en TV Azteca, posteriormente tomó dentro de la misma televisora el cargo de Director de Promoción e Imagen.


Lucila Zetina y Klauzzen Hernández
Lucila Zetinafue parte también del elenco de Radioactivo 98.5, y al igual que Klauzzen Hernández fue colaboradora de Órbita 105.7; esta última actualmente transmite el programa Hexen, El libro negro en Reactor 105.7.


Jesús Iturralde
Jesús Iturralde dirigió a principios de la década de 2000 la estación de amplitud modulada Radio 590 La Pantera, en un intento por revivir una añeja franquicia de la radio mexicana; su programación estaba constituida por rock de las décadas de los 1960 y 1970 principalmente; dicha estación, a pesar de haber contado con índices de audiencia aceptables, fue cancelada por la directiva de NRM, debido a problemas de comercialización, viviendo una historia semejante a la de ROCK 101.


Pepe Espinosa
José Roberto Espinosa, creador y locutor de Sport 101, realizó varios proyectos posteriores, con un concepto similar al de Sport 101; Sports-Mix FM, Sports 1180 de Radio Acir y en el año 2005 en Stereo Cien 100.1. También tuvo participación como entrenador y preparador físico del equipo de los Borregos Salvajes del ITESM Campus Ciudad de México, asimismo fue preparador físico de la campeona centroamericana de heptatlón, María Emilia Lenk y de los Hermanos Iniesta, campeones mundiales de pelota vasca.


También participó como columnista para el sitio Web de la NFL en español y fue designado como la "Voz de la NFL en México" por el comisionado de la NFL, Roger Goodell.


También, desde el año 2005, participó como el principal cronista de la NFL para la cadena FOX Sports Latinoamérica y para febrero de 2007 estableció el record de transimsión para 30 Super Bowls consecutivos, convirtiéndose en el primer y único cronista mexicano en tener este logro.


En enero de 2007, la cadena FOX Sports le realizó un homenaje reconociéndo este y muchos de sus logros deportivos en los distintos medios de comunicación.


Espinosa falleció la madrugada del 4 de julio de 2007 en la ciudad de México víctima de una neumonía producto del cáncer linfático que le aquejaba desde hacia años.


Julia Palacios
Actualmente, conduce el programa Obladi-Oblada en Ibero 90.9 XHUIA-FM.


Fanáticos y seguidores
Desde su salida del aire, ROCK 101 ha sido motivo de nostalgia entre sus radioescuchas. A partir de entonces y hasta la fecha, cuenta con una gran legión de fieles seguidores, quienes han organizado eventos conmemorativos en algunos lugares de la Ciudad de México como los bares La Corte Final y el DADA X, así como el rescate y digitalización de material grabado de la radio, elaboración de playeras, calcomanías, CDs de aniversario, gorras, libros y demás objetos conmemorativos, foros comunitarios en internet, páginas dedicadas a La Idea Musical y muchas cosas más.


Más aún, parte del material que han creado los distintos grupos de seguidores, incluye música de reciente creación, música que suena a lo que probablemente ROCK 101 estaría programando de seguir al aire y siguiendo el mismo principio, se incluye música que no se programa en las radiodifusoras actuales, tal es el ejemplo de bandas como: The Automatic, Buckcherry, Theory of a Deadman, The Trews, Nickelback, The Sunshine Underground, B.C. Camplight, Neverending White Lights, Collapsing Opposites, !!! o Black Lips, entre otros.


En el año 2000, se publicaron dos álbumes oficiales bajo el nombre de ROCK 101 producidos por Luis Gerardo Salas, recopilando una pequeña parte del catálogo musical de la emisora. Asimismo existen otros acoplados llamados "Idea Musical" no oficiales. Todos estos proyectos fueron dedicados especialmente para el público de ROCK 101, ya que contienen rarezas y canciones que sólo se transmitieron en esa frecuencia, como "Lions" de Tones On Tail, "Love and Pride" de King, "Hit de north (part 1)" de The Fall y "The Ghost in You" de The Psychedelic Furs.


Los fanáticos y seguidores de La Idea Musical, coinciden en que su vida se divide en el antes y el después de ROCK 101, presumen su amplio conocimiento musical y orgullosamente se autodenominan Generación 101.

9 comentarios:

  1. ¿Te interesa un especial del terremoto de 1985 que pasaron en Rock 101 una semana despues?. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Aqui esta:

    http://rapidshare.com/files/202953924/Rock_101.zip

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Oso, es una verdadera joya y la cascada de recuerdos son inconmensurables con el documento que recibi. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias eagleknight y Grimbeorn a uno por el exhaustivo y excelente post en el Blog y al otro por el archivo de Audio.... cascada de recuerdos

    ResponderEliminar
  5. Hola hermano: la verdad era una buena estación de radio, yo preferí después la 590 con sus diferentes nombres. Pero la neta, con todo respeto, la mejor radio fue, es y será Estéreo Joven. Saludos.
    Rixchard.

    ResponderEliminar
  6. Oye mi hermano esta muy bien la información, solo que debes actualizar la página web. www.101.com.mx recuerda que PPSka y Mike no le quisieron regresar el nombre en internet a LGS, mal plan por ellos porque Rock101 es de todos y el nombre de LGS y claro todos los derechos que lleva.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. La neta, la mejor estación en la historia de la radio en México; estereo joven también tuvo su concepto, muy limitado por ser del IMER, pero la que marcó a toda una generación fanática del movimiento rockero en la ciudad de México, indiscutiblemente ROCK 101, como olvidar los jueves del "stock", que junto con los toquines del "lucc" y los reventones del "tuti" marcaron mi juventud dañada; gracias por el recuerdo.

    ResponderEliminar
  8. Mientras leía me dio tal ataque de nostalgia y sentimientos que me puse a llorar, así como niño. Me da mucha trsiteza que una estación que se puso a la cabeza de todas en el mundo de habla hispana (y conste dije el mundo, no en hispanoamérica ni limitantes así). En Rock 101 yo descubrí tantísimas cosas, se convirtió en mi compañero virtualmente hablando. No había nada que no sacara yo de la información y música que por ahí escuchaba. Desgraciadamente el dinero habla y eso acabó con Rock 101 y hoy los jóvenes que dicen escuchar Rock tienen como mejor apuesta al vomitivo de Cobain. En serio, gracias por tener este espacio!!!!!!! me devolvieron parte de lo que el stablishment mexicano me robó

    ResponderEliminar
  9. exelente informacion te felicito me remonte a mis anos mosos solo te sugiero actualizarlo.

    ResponderEliminar